Hasta parece mentira que con pocos ingredientes y sin apenas trabajo pueda obtenerse esta receta de bizcocho de chocolate esponjoso que te querrán copiar todos. La descubrí navegando por internet y enseguida que pude conseguir todos los ingredientes me puse manos a la obra.

Cuando saqué el molde del horno pensé que la masa olía de maravilla, pero me convenció totalmente cuando la probaron los amigos de mi hijo, que vinieron a merendar, y me dijeron que era el bizcocho más blandito que habían probado jamás. Fiaos de los niños, cuando alaban nunca mienten.

 

Ingredientes para 8 personas

  • 170 g de harina con levadura incorporada, 2 y 1/2 cucharadas de cacao puro en polvo, 1 cucharadita de bicarbonato, 115 g de azúcar, 170 g de Golden Syrup, 140 ml de leche, 140 ml de aceite de girasol y 2 huevos grandes.

Cómo hacer bizcocho de chocolate esponjoso

Empezamos precalentando el horno a 170ºC y engrasando un molde de cremallera de 22 cm (si queremos que nos quede un bizcocho más alto, podemos usar un molde 18 o 20 cm, aunque el tiempo de cocción variará). Mezclamos los ingredientes secos en un bol, esto es la harina, el cacao, el bicarbonato y el azúcar.

Añadimos el Golden Syrup, la leche y mezclamos muy bien con una batidora de varillas. Aparte, batimos los huevos con el aceite e incorporamos esta mezcla poco a poco a la anterior mientras batimos el conjunto. Introducimos en el molde en el horno y cocemos la masa unos 30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio. Dejamos enfriar y servimos.

 

650_1200